Trastornos gastrointestinales más comunes

Dr. Javier Uc

Trastornos gastrointestinales más comunes

¿Alguna vez has sufrido de trastornos gastrointestinales? Estos suelen ser de los más frecuentes cuando una persona presenta malestar o alguna patología. Por lo tanto, es necesario saber cuáles son sus síntomas y cómo se pueden evitar. Especialmente los vómitos y las diarreas, que son de los más desagradables. 


Siempre debes estar preparado para enfrentarte a una patología. Por eso, y por el desconocimiento que suele haber en cuanto a enfermedades digestivas, hoy conocerás los trastornos más frecuentes. Desde su sintomatología hasta la prevención para evitar que estos se produzcan en tu organismo. 


Detecta y evita los trastornos gastrointestinales 


El sistema digestivo suele estar expuesto a distintos trastornos gastrointestinales que producen daños en el mismo. Suele ser difícil prevenirlos todos, ya que las causas son muy variadas. Sin embargo, la mayoría de las enfermedades suelen estar asociadas a infecciones virales y bacterianas. 


¿Cuáles son las enfermedades que se suelen presentar con mayor frecuencia?

A continuación detallaremos los aspectos más importantes de estas, especialmente a la hora de prevenirlas. 

1. Enfermedad celiaca 

El primero de los trastornos gastrointestinales que veremos hoy es la enfermedad celíaca. Una patología del tipo inmunitaria, en la cual se genera una respuesta contra el consumo de gluten por parte del paciente. Esto genera graves daños a lo largo del tubo digestivo, especialmente el intestino delgado. Se producen síntomas tales como: 

  • Distensión abdominal 

  • Estreñimiento 

  • Diarrea crónica 

  • Dolor localizado en el abdomen 

  •  Vómitos 

  • Náuseas 

  • Intolerancia a la lactosa 

La prevención de la enfermedad celíaca no es conocida actualmente. Lo único que se sabe es que es uno de los trastornos gastrointestinales con mayor influencia genética. Por lo tanto, si los padres han sufrido de celiaquía, será muy importante poner atención a la dieta del paciente. Evitar el gluten debe ser una prioridad. 

 

2. Enfermedad del reflujo gastroesofágico 

Se le conoce como reflujo gastroesofágico a la subida del contenido gástrico hacia el esófago. Como es bien sabido, el ácido clorhídrico que se segrega en el estómago posee uno de los Ph más bajos en el organismo. Esto hace que se produzcan síntomas tales como:

  • Dolor o ardor a nivel del pecho 

  • Disfagia o dificultad para deglutir 

  • Tos y asma nocturna 

  • Regurgitación al tragar 

Aun cuando es de los trastornos gastrointestinales más frecuentes, es también fácil de prevenir. Se debe evitar dormir justo después de haber comido, especialmente con las comidas copiosas. Tampoco debe agacharse o realizar actividad física en dicho momento. 
Algunas personas aseguran que colocar unos tacos de madera que levanten la cama en uno de sus lados ayuda a prevenirlo. El objetivo de esto es que al dormir, el paciente se encuentre ligeramente inclinado hacia arriba, evitando que el contenido gástrico salga hacia el esófago. 

 
3. Gastroenteritis 


Esta es una enfermedad del tipo viral (en su mayoría), una infección que ataca directamente a gran parte del sistema digestivo. Se transmite por contacto directo con portadores así como aguas y alimentos contaminados con el virus. A pesar de que se le conoce como gripe estomacal encontramos que los síntomas son dirigidos hacia el intestino: 

  • Diarrea del tipo acuosa y sin presencia de sangre

  • Vómitos o hematemesis 

  • Náuseas 

  • Dolor abdominal o cefalea 

  • Febrícula 

Para poder prevenir la infección por norovirus o rotavirus, causantes de la gastroenteritis, es importante el lavado de manos. Estos son los principales medios de transmisión para el rotavirus si vas a comer o preparar comida. Además, la limpieza de los alimentos es fundamental para evitar la transmisión. 
Se hace especial hincapié en los niños ya que ellos son los que más suelen llevarse las manos a la boca. Aun cuando existe una vacuna para la gastroenteritis infantil, se debe instruirlos en la higiene personal para evitar este tipo de trastornos gastrointestinales. 


4. Úlcera péptica 


Aun cuando la mucosa estomacal está diseñada para resistir el Ph ácido, en ocasiones se pueden generar úlceras pépticas. Heridas abiertas en el epitelio del estómago que son ocasionadas por una infección bacteriana. La causante es la Helicobacter pylori, la cual induce a los siguientes síntomas: 

  • Dolor abdominal, especialmente en la zona del epigastrio y durante las noches

  • Dificultad para consumir líquidos con la frecuencia normal 

  • Melena o formación de heces negras 

  • Náuseas 

  • Vómitos

  • Anorexia 

  • Sensación de acidez gástrica 

La úlcera péptica se suele generar por medicamentos que son muy agresivos para la mucosa intestinal. El ibuprofeno, el naproxeno y la aspirina en exceso suelen ser los típicos fármacos que producen heridas en el estómago. Lo mismo sucede ante el consumo excesivo de tabaco y bebidas alcohólicas. 
El consumo de antiácidos y muy especialmente de la leche te ayudará a proteger la mucosa gástrica. Es preferible esto que abusar de los protectores gástricos. 


5. Salmonelosis 


Entre los trastornos gastrointestinales la salmonella suele ser de los más temidos. La salmonella suele transmitirse a través de animales que infectan el agua y alimentos con las heces. Es allí donde las formas infectantes de las mismas se desarrollan para penetrar en el organismo y producir síntomas tales como: 

  • Hematoquecia o presencia de la sangre en las heces 

  • Vómitos 

  • Náuseas 

  • Diarrea 

  • Escalofríos 

  • Dolor abdominal 

  • Bacteriemia, cuando la salmonella ingresa al torrente sanguíneo 


El lavado de manos al manipular los alimentos es fundamental a la hora de prevenir este tipo de trastornos gastrointestinales. De igual forma, es importante no almacenar las proteínas animales con el resto de alimentos. 
Se debe tener mucho cuidado con el consumo de huevos crudos. Se deben preferir huevos pasteurizados en caso de que vayas a preparar ponche o alguna receta de repostería. 


Debes cuidarte de los trastornos gastrointestinales 

Está claro que los trastornos gastrointestinales son muy variados, desde infecciosos hasta aquellos que se derivan malos hábitos. Por eso debes estar muy atento a tu estilo de vida, aunque no solo se trata de ti, también debes proteger a tu familia, ya que todos están expuestos a infecciones y trastornos del sistema digestivo. 


Cuando investigamos sobre las enfermedades nos solemos enfocar en los síntomas y el tratamiento. Sin embargo, también debemos prestar especial atención a la prevención, ya que nos permitirá evitar que los trastornos gastrointestinales aparezcan. 
 

Regresar al blog

Te podría
interesar

Riesgos derivados de no tener una alimentación saludable

¿Cómo realizan los médicos un diagnóstico de gastritis?

Primeros síntomas del cáncer de colon: señales para visitar a tu médico