Riesgos derivados de no tener una alimentación saludable

Dr. Javier Uc Contreras

Riesgos derivados de no tener una alimentación saludable

Eres lo que comes, ¿conoces este dicho? Todos sabemos que el consumo de comida chatarra no es algo beneficioso para nuestro cuerpo, las consecuencias de una mala alimentación pueden ser importantes. En este artículo te compartiremos por qué una alimentación saludable en adultos, es la clave para una mejor calidad de vida.

 

¿Qué es una alimentación saludable en adultos?

Una alimentación saludable en adultos, es la que aporta a cada ser humano todos los alimentos que requieren para cubrir las necesidades nutricionales y llevar una buena y saludable calidad de vida.

Es importante que identifiques que cada persona tiene diferentes requerimientos nutricionales, y estos dependerán de la edad, sexo, talla, actividad física que desarrolla y estado de salud o si padece alguna enfermedad.

Tener una dieta balanceada, puede ayudar a disminuir las consecuencias de una mala alimentación, como la adquisición de enfermedades. Además, llevar una alimentación saludable en tu etapa adulta, te ayudará a mantenerte activo y en forma. En ocasiones es importante seguir una dieta paso a paso, si es que tienes algún fin en específico, sin embargo, es sumamente importante que se tenga una dieta balanceada que se lleve a cabo todos los días y de manera sostenible.

 

Alimentación saludable

 

Características de una dieta saludable

Una alimentación saludable en adultos, no solo se basa en comer frutas y verduras, existen más aspectos que complementan una buena dieta y a continuación te compartiremos más detalles de cada uno:

 

Debe ser una dieta completa

Al decir completa, nos referimos a que los alimentos de tu dieta deben aportar todos los nutrientes necesarios para el cuerpo, entre ellos puedes encontrar los siguientes:

  • Hidratos de carbono
  • Grasas
  • Proteínas
  • Vitaminas
  • Minerales
  • Agua

Tiene que estar equilibrada

Recuerda que el secreto de todo es el balance, en cuanto al tema de llevar una alimentación saludable en adultos, nos referimos a que cada uno de los nutrientes deben estar repartidos, guardando una proporción equilibrada entre sí.

Otros artículos relacionados:

<Trastornos gastrointestinales más comunes>

 

Tiene que ser una dieta variada 

Para darle diversidad a lo que consumes diariamente, lo mejor es que tu dieta contenga diferentes tipos de alimentos y diferentes tipos de nutrientes, y esto no solo porque a veces lo mismo puede llegar a aburrirte, sino porque de esta manera, podrás obtener seguridad y una gran variedad de opciones para obtener los nutrientes necesarios.

 

Agenda una cita

 

Tiene que ser una dieta adecuada a tu estilo de vida

Tu cuerpo, estilo de vida y actividad es única e irrepetible, por esta razón requieres una dieta adecuada, debe proporcionarte los nutrientes suficientes para mantener tu peso ideal y tu desarrollo proporcional. Para adaptar tu dieta a tu estilo de vida, toma en cuenta los siguientes factores 

  • Sexo
  • Edad
  • Talla
  • Actividad física

 

Deben ser porciones suficientes

Aprende a escuchar a tu cuerpo, la cantidad de alimentos que consumas deben saciarte de forma moderada y asegurar que estés obteniendo la energía suficiente para rendir todo el día.

 

¿Por qué es importante una alimentación saludable?

Se ha encontrado evidencia de que tener una dieta saludable puede ayudar a reducir el riesgo de padecer obesidad y/o enfermedades como diabetes, cardiopatía, accidentes cerebrovasculares, osteoporosis y algunos tipos de cáncer. Además de que ayuda a prevenir la malnutrición, así como diferentes enfermedades no transmisibles y trastornos alimenticios como la anorexia, bulimia, etc.

Algunos de los nutrientes más importantes que toda dieta debe incluir, son:

  • Carbohidratos: Estos son los que se encargan de dar energía.
  • Proteínas: Las proteínas ayudan al crecimiento, resistencia y restauración de los tejidos musculares.
  • Vitaminas y minerales: Son importantes para mantener tu cuerpo sano y en buen funcionamiento.
  • Grasas: Fuente muy concentrada de energía. Desempeñan funciones que ayudan a transportar las vitaminas por todo el cuerpo.
  • Fibra: No está clasificada como un nutriente, pero tiene un papel importante en el sistema digestivo.

 

Consecuencias de una mala alimentación

El tema de la alimentación sana en adultos, es primordial para evitar futuras consecuencias en tu salud. Para tener hábitos saludables, se deben realizar por lo menos 4 comidas al día, evitando lo más posible productos procesados o transgénicos, tomando agua en lugar de bebidas azucaradas como los refrescos y realizando una rutina de ejercicios por lo menos una o dos veces a la semana. 

Algunas de las consecuencias de una mala alimentación son:

 

 Enfermedades asociadas

Una de las mayores consecuencias de una mala alimentación, es el aumento de peso, pero esto es solamente una de las enfermedades que puede generar llevar una dieta baja en nutrientes y alimentos naturales. En 2016 hubo aproximadamente 44,000 muertes en nuestro país, ocasionadas por una mala alimentación, lo cual ya registra más decesos a nivel mundial que los que el tabaco pueda ocasionar.

Una de las peores consecuencias de una mala alimentación, es la muerte. Hay otro tipo de riesgos asociados con no tener la alimentación correcta, inclusive personas deportistas, ya sea que realicen ejercicio de vez en cuando o constantemente, pueden llegar a padecerlas:

·   Cáncer

·   Enfermedades cardiovasculares

·   Diabetes

·   Osteoporosis

·   Obesidad

·   Enfermedades dentales

·   Desnutrición

 

También te puede interesar:

<Inicia campaña contra cáncer de colon en Playa del Carmen>

 

Pérdida de memoria

Uno de los riesgos de no tener una alimentación saludable en la etapa adulta, es el deterioro paulatino de la memoria, pues al ingerir una dieta rica en grasas y azúcar, existe mayor probabilidad de padecer Alzheimer. La mejor opción para darle los nutrientes necesarios a tu cerebro y mantenerlo activo, son alimentos naturales.

 

Poca condición física

La actividad física es primordial para evitar consecuencias de una mala alimentación, sin embargo, para aumentar tu rendimiento o simplemente mantenerte en forma, evita consumir de manera habitual alimentos procesados, pues pueden alterar tu ritmo de recuperación física y aumentas el riesgo de lesiones e incrementas el nivel de cansancio, pues los nutrientes que le ofreces a tu cuerpo son de baja calidad.

 

Insomnio

La dificultad para conciliar el sueño, es otra de las consecuencias de una mala alimentación, ingerir productos procesados o bebidas azucaradas, pueden generar problemas de insomnio. Para evitar este problema común, te recomendamos evitar ingerir alimentos altamente procesados cerca de tu hora de sueño, puedes sustituirlo por alimentos altos en melatonina, la hormona del sueño, como las cerezas, nueces y plátanos.

 

Problemas digestivos

No llevar una alimentación saludable, generará que tu organismo no asimile de forma correcta los nutrientes, causando desajustes intestinales y estomacales. Evita saturar a tu estómago con alimentos altos en grasas saturadas, como lo son las comidas fritas, pues esto podría causarte problemas de irritación, acidez estomacal, gastritis y en el peor de los casos úlceras; sin olvidar en constante aumento de tus niveles de triglicéridos y colesterol. 

 

Consecuencias de una mala alimentación

 

Recuerda que la base para evitar algún daño a nuestro cuerpo, es disminuir lo más posible el consumo de grasas saturadas, químicos añadidos, colorantes y conservadores. Sabemos que la producción de alimentos transgénicos y comida rápida, ha ido en aumento, lo cual ha hecho que exista un cambio en el estilo de vida de las personas, afectando los hábitos alimenticios; sin embargo, tú tienes la decisión de procurar tu salud digestiva y asegurar una mejor calidad de vida, evitando sufrir más adelante las consecuencias de una mala alimentación.

Agenda una cita

 

 

Regresar al blog

Te podría
interesar

Primeros síntomas del cáncer de colon: señales para visitar a tu médico

Ligadura de Hemorroides: un método efectivo e indoloro

Aprende cómo mejorar tu digestión con estos sencillos consejos